Fotos: Kike Lindemann

Texto: Yuritzi Carrillo

La noche del sábado el Lunario se llenó ante la presencia del músico, poeta y cantante catalán Carlos Ann, quién presento su más reciente álbum Mapa Mental ante un público mexicano entregado, fue un acto litúrgico que atravesó su carrera musical.

La rockera fronteriza Penny Pacheco fue la encargada de dar inicio al espectáculo por medio de algo parecido a un ritual que llenaba el ambiente de misticismo.

Con una banda renovada comenzó el primer sencillo “París Aisa Barcelona Calella” que desató la euforia de cientos de fans, el primer acto se compuso de su más reciente material y para la tercer canción tenía una sorpresa, el ex integrante de la banda española Los Piratas acompañaría a Carlos y así sonó junto a Fon Román “La prisión no nos salvó”, las sorpresas no terminarían ahí, ya que los siguientes actos fueron todo un viaje a través del tiempo, sonaron clásicos como “Hada”, “Maldito viernes”, “Hoy me dejare” y “Rusa rumana” perteneciente a Bushido grupo en dónde colaboró con Enrique Bunbury, Shuarma y Morti.

Para el tercer acto lo acompañaron Juan Carlos Allende y Enrique Rodríguez músicos de Chavela Vargas con quienes tocó canciones del Tigre del Congrés y después de “Calle matanzas”, sorprendió con la interpretación de “El triste” canción inmortalizada por José José, fue este punto donde el show llegó al clímax.

El último acto desbordó energía y pasión, después de tres horas el cantautor seguía entregado a su público que con un cúmulo de emociones cantaba nostálgicamente.

Reseñas