Yoga Fire, es oriundo del Estado de México y con poco más de 18 años de trayectoria, es uno de los actos más innovadores, en la actual escena del hip hop mexicano. Miembro y fundador de dos de los más importantes colectivos en dicho circuito: Jedi Revolver y Never Die, ambos grandes influencias para las generaciones subsecuentes a su creación, que con su trabajo, ayudaron a dar un gran paso en la evolución del género, no solo en cuanto a estilo, sino cambiando la visión musical y organizacional de un conglomerado de manifestaciones artísticas, que encontraban el rap, su forma de expresión.

 

Hood-P, lo conforman Dee y M.O.F, integrantes del colectivo Jedi Revolver, sin duda uno de los capítulos más importantes para el rap hecho en el Estado de México.

Sus ritmos son frescos y clásicos del género, hablan de ellos mismos, de la vida diaria, fiesta, drogas y rapshit.

Trillhouse, es uno de los beat makers más jóvenes y talentosos del país. Su trabajo ha sido ampliamente difundido por Homegrown Entertainment, pues es la mente maestra detrás de la tornamesa de varios éxitos del sello.

News