De acuerdo con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial México, el 50% de los accidentes automovilísticos ocurren durante la noche, aún y cuando la concurrencia de vehículos es considerablemente menor a la que se registra en las mañanas o por las tardes.

Gran parte de estos percances sucede debido a la falta de iluminación de las avenidas, razón por la que es muy importante que los coches tengan en perfectas condiciones sus luces, las cuales se recomienda sean reemplazadas cada dos años o 50,000 kilómetros.

Además de asegurarse de que la carga de la batería, artículo que se consigue en diversas presentaciones como la marca GONHER, se encuentra en los niveles correctos, los usuarios también deben estar muy atentos por si alguno de los focos llega a presentar fallas.

En caso de que sea así, los conductores tendrán que cambiar los dos focos, ya que el uso es asimétrico por lo que ambos necesitan contar con la misma intensidad para funcionar de manera correcta. Asimismo, las personas requieren saber qué tipo de luces ocupa su vehículo o acudir con expertos para recibir asistencia.

News