Desde pequeños las primeras actividades que nos ponían en clase era a colorear ¿recuerdas la primera crayola que usaste? ¿qué color escogiste? tener en tus manos ese crayón, sentir la textura que representa al dar el primer trazo, el aroma característico que tiene, ver concretada tu primera obra de arte hecha con crayones para poder ponerla en casa y que se pudiera exhibir.
Ahora si estas en una nueva etapa en la que ya tienes tu propia familia, es momento de fomentar y darle las mejores herramientas a tus hijos para que puedan desarrollar su creatividad. Por lo que, en este Día del Niño, podrías darles un regalo colorido a tus pequeños; aparte de la satisfacción personal de dibujar, esto estimula el cerebro y nos ayuda a mejorar nuestra memoria y nuestra capacidad de introspección, al combinar nuestros procesos cognitivos.

Existen diferentes herramientas para colorear para las etapas de desarrollo que tienen tus hijos, es decir, si están en una edad de 4 a 7 años, una gran opción pueden ser las crayolas, ya que tienen el grosor ideal con una mayor firmeza para las manos pequeñas, los colores son más vivos y con mayor durabilidad, además que al colorear el trazo es muy ligero y tiene una textura llamativa para ellos. Crayola cuenta con una amplia variedad de presentaciones desde 6 a 48 piezas.
Para los que ya no son tan pequeños existen los lápices de color que además de tener una amplia gama de tonalidades, sus puntas son fuertes y resistentes ante las caídas o el uso rudo que pueden tener en casa o en la escuela.
Cuando tu hijo comienza a dibujar, desarrolla y mejora su capacidad de comunicarse, reduce sus niveles de estrés y le podrá generar muchas horas de diversión y entretenimiento. Recuerda que todo comenzó con un trazo, así que herédale tus conocimientos a tu pequeño, más adelante podrías darte cuenta que tienes en casa al próximo Dalí.

#TodoComenzóConUnTrazo
Facebook: @crayola_mx
Instagram: @crayola_mx
YouTube: Crayola México

News