Texto: Patrizio Palacios / @patrizio_pato                               Foto: Mario Valencia / @marioayanami

La noche del viernes 13 de marzo en House of Vans fue de buena suerte para los amantes de King Gizzard & The Lizard Wizard. 

La psicodelia, el garage y el rock experimental retumbaron las paredes de la casona de House of Vans México con sonidos que en muestro país han logrado hacer una base de fanáticos muy sólida para la banda australiana. Un concierto íntimo y lleno de energía se vivió por casi dos horas. 

Desde el primer acorde la música agitó a los fanáticos que se dieron cita en la casa de House of Vans que además nos sigue sorprendiendo y regalando momentos icónicos para la música y la cultura en la capital del país. 

Por supuesto las máscaras de Kemonito y un lagarto no pudieron faltar, y las canciones como Mystery Jack, Anoxia, y Automation resonaron. La noche se vivió de manera intensa, mucho slam, sudor, e incluso un pastel volando por los aires. 

Stu Mackenzie, Michael Cavanaghy y  Lucas Skinner, se unieron en el escenario del HoV para regalar una noche sonora mágica además de celebrar el cumpleaños de Cook Craig quien se vio emocionado durante la noche. 

Otras canciones como Organ Farmer, Am I I’m heaven, o Rattlesnake sonaron en la parte alta del Bowl de skate que se vuelve un escenario que HoV está volviendo icónico para los fanáticos de la música. 

La presentación nos deja la vara alta para lo que se viene del Hipnosis, que fue cómplice de este concierto. The Americojones Experience abrió el escenario con una buena recepción de los más de 500 asistentes al HoV.

News