Más de treinta años de estudios avalan la eficacia de las prácticas de meditación y atención plena o mindfulness; para mejorar la salud integral del cuerpo y la mente.
La meditación nos ayuda a mantener una piel sana al reducir los efectos de estrés, al oxigenar la piel y apagar el gen NF-κB que crea envejecimiento prematuro en la piel. Gracias a diversos estudios se ha comprobado que las prácticas de meditación ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y ayudan por ejemplo a combatir la psoriasis, enfermedad de la piel que causa manchas rojas y escamosas en las rodillas, codos, tronco y el cuero cabelludo.

En 1998 se realizó un estudio por The American Psychosomatic Society en el que un grupo de personas recibieron tratamiento de luz ultravioleta, algunos de estos escuchaban meditaciones guiadas durante el mismo y otros no. El grupo que escuchó meditaciones guiadas durante dicho tratamiento sanó cuatro veces más rapido que aquellos que no escucharon meditaciones. Se concluyó que la meditación: reducía el estrés que inicialmente causaba la psoriasis y activaba la capacidad innata del cuerpo para repararse a si mismo (1).
La respiración profunda que se practica durante la meditación aumenta el nivel de oxígeno en la piel. Esta oxigenación mejora la apariencia y el resplandor de la tez, reduce las arrugas y ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel.
Una amplia gama de estudios ha demostrado que la meditación puede reducir a la mitad los niveles de la hormona del estrés ‘cortisol’ en el cuerpo. (2) El cortisol, se puede considerar el precursor químico de las arrugas y la flacidez al descomponer el colágeno y la elastina en la piel.
En un innovador estudio con el que ganaron el premio Vilcek 2009 (a la Promesa Creativa de Ciencias Biomédicas) el dermatólogo Howard Chang y su equipo de la Universidad de Stanford revirtieron el envejecimiento de la piel en ratones al apagar la proteína NF-kB.(4)

En el año 2013 investigadores de UCLA encontraron que en los participantes a un curso de meditación de ocho semanas, el gen de la proteína NF-kB también se apagó, concluyendo que la meditación ayuda a revertir los daños del envejecimiento de la piel. (3)
Ilana Ospina vocera de Petit Bambou recomienda ampliamente las prácticas de meditación y atención plena ya que éstas nos permiten estar más conscientes de nuestro cuerpo y entorno. Ese estado de mayor conexión con el cuerpo, nos hace estar más sensibles a sus necesidades, lo que entre otras cosas facilita la hidratación y un mejor descanso cuando el cuerpo nos lo pide. Esta forma de vida y la desaceleración que implica genera una mayor lucidez a la hora de tomar decisiones que afectan a nuestro cuerpo, tales como elegir lo que comemos, los productos de belleza que compramos y todo aquello que sume o reste a nuestro bienestar. Con esa misma tranquilidad, podemos disfrutar a la hora emprender los rituales de autocuidado que nos nutren.
Es así que hoy en día el mindfulness tiene grandes beneficios y multiples aplicaciones en nuestra vida diaria y es llevado a las rutinas de belleza en muchos hogares en el mundo. Petit Bambou puede ser un gran aliado para encontrar todo esto a traves de tu dispositivo móvil.

(1) https://beomindfulhealth.ie/wp-content/uploads/2015/10/Psoriasis-Study-Mindfulness.pdf
(2) incluido un estudio en UC-Davis (2013) y otro Universidad de Rutgers
https://www.kitsapnaturalmedicine.com/mindfulness-meditation-lowers-stress-hormone-cortisol-study.html
https://www.huffpost.com/entry/mindfulness-meditation-cortisol-stress-levels_n_2965197
(3) 2013, investigadores de UCLA (Black et al) +
https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=50388
https://www.semel.ucla.edu/sites/default/files/publications/Mindfulness%20
meditation%20and%20the%20immune%20system.pdf
(4) https://eocinstitute.org/meditation/how-meditation-improves-skin-resistance/

News