Por: Patrizio Palacios

Fotos: Patrizio Palacios (Bj Medios) / Ocesa

Puntuales, y con el cielo a favor luego de amenazar la lluvia, Molotov encendía el escenario Citibanamex Conecta en Vivo.

Los palcos del Autódromo claramente estaban llenos de fanáticos que esperaban ansiosos ver a la banda mexicana, y el rock irreverente comenzó con el coro de “Santo niño de Atocha, arriba la molocha”, que se coreaba tras el mes de espera desde la reprogramación del concierto. 

El setlist compuesto de clásicos, y nuevos temas, prendía el escenario con canciones como Money in the bank, Ching4 tu Madr3, Lagunas mentales, Here we come, Chandwich a la chichona y Parásito; homenajeando a sus más de 25 años de carrera por los escenarios mundiales. Las rolas por cierto estuvieron acompañadas de visuales de protesta e irreverencia.

El momento climax de la noche llegó con los primeros acordes de Gimme the Power, sin duda, uno de los momentos más esperados de la noche, en donde los fanáticos al cantar sacaron la rabia de la constante en un país como el nuestro: la ira contra el gobierno. 

Los éxitos de Tito, Miky, Randy y Paco elevaron los ánimos de la noche con Hit me, Frijolero, Marciano y Quen pon – Ponk, entre otras. Todo lo anterior refrendaba el porqué Molotov es de las agrupaciones más grandes del rock en los últimos 20 años.

Al ritmo de Más vale cholo, Mátate Teté y Put0, se avecinaba el cierre de su presentación, una de las más energéticas y coreadas de la familia Conecta en Vivi de OCESA. Después de dos horas de duración, y un repertorio de cerca de 20 canciones, Molotov cerró su presentación en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

La agrupación capitalina sin duda ha tenido uno de los aforos más grandes en esta temporada de  conciertos en su formato al aire libre organizados por OCESA, donde por cierto la diversión y el espectáculo están tan garantizados como la seguridad, ya que se respetan todas las medidas de sanidad, con su debida sana distancia.

Especiales News