Por otra parte, la suspensión también podría verse afectada, ya que los “banquetazos” pueden causar que los amortiguadores sufran un gran desgaste hasta provocar daños más importantes cómo la ruptura de muelles o desalinear los ejes.

Incluso hay ocasiones en las que el impacto llega a ser tan fuerte que el mismo neumático podría destruirse. Afortunadamente para esos casos existen servicios de asistencia cómo Gonher Auxilio en el Camino, al cual pueden acceder aquellos cuyo acumulador sea de dicha marca.
Las llantas son las principales en verse afectadas por este tipo de incidentes, ya que pueden sufrir desde algo muy mínimo cómo una raspadura hasta algo más grave cómo abolladuras, las cuales provocan que el neumático pierda su forma y se vaya desinflando poco a poco.

En la vida de muchos automovilistas es común que su coche sufra los llamados banquetazos, es decir, que de manera accidental el vehículo termine subiéndose a la acera. Si bien la mayoría de los usuarios no ven esto cómo un problema serio, lo cierto es que tipo de percances provocan daños en el auto.

News