“Queen The Greatest” es una serie de YouTube de 50 semanas que celebra momentos clave en la historia de la banda y nos recuerda por qué Queen y su música siguen siendo queridos en todo el mundo.

Además de ser reconocidos por sus habilidades individuales como músicos e intérpretes increíbles, quizás con menos frecuencia se documenta el considerable talento de escritura de los cuatro miembros de Queen: Mercury, May, Taylor y Deacon, cada uno contribuyendo individualmente con una parte significativa del extenso catálogo musical de Queen que continúa resonando en listas de reproducción y listas de música hasta el día de hoy.

El episodio de Queen The Greatest de esta semana destaca cinco éxitos clásicos de la banda que provienen del baterista, Roger Taylor.

Además de escribir, entre otros, los favoritos de los fanáticos como “I’m In Love With My Car”, conocido como el lado B de “Bohemian Rhapsody” (y la fuente de muchas parodias en la exitosa película de la banda, “Bohemian Rhapsody”) , y “Sheer Heart Attack”, el primer gran éxito de Queen con una composición de Taylor llegó en 1984 con “Radio Ga Ga”. El single fue un éxito mundial para la banda, alcanzando el número uno en 19 países.

El momento icónico del video de la multitud aplaudiendo al ritmo de la batería fue adoptado rápidamente por los fanáticos que asistieron a los espectáculos en vivo de Queen en todo el mundo y continúa siendo un momento de participación de la audiencia impresionante durante cada presentación en vivo.

Más éxito en las listas para Taylor siguió en el próximo álbum de la banda con la canción principal, “A Kind of Magic”, acompañado de otro video clásico en el que Freddie consigue tejer su “magia” sobre sus compañeros de banda de aspecto menos glamoroso.

Para cuando apareció el álbum “The Miracle” en 1989, las canciones se acreditaban como compuestas por Queen, en lugar de individualmente, pero se reconoce que Roger fue el creador de dos de los éxitos del álbum: “Invisible Man” y  “Breakthru”.

These Are The Days of Our Lives” es una canción cercana al corazón de todos los fanáticos de Queen y, aunque Roger la concibió originalmente como una canción reflexiva sobre la paternidad, adquirió un significado diferente en su lanzamiento, poco después de la trágica pérdida de Freddie Mercury. La canción, merecidamente, le dio a Queen un éxito número uno.

Más adelante, la serie echará un vistazo a los éxitos originados por Freddie, Brian y John.

La próxima semana: Queen  en 1975 – A Night At The Odeon

News