Con la llegada de la temporada invernal, los ojos rojos y llorosos son el distintivo del Síndrome de Ojo Seco (SOS), ya que guarda una relación con los alergenos estacionales, principalmente en el invierno y la primavera 4 , lo cual se suma al aumento del uso de dispositivos electrónicos durante la pandemia.
Estudios indican que el uso de internet se incrementó en un 62% a lo largo de la contingencia, 5 tal exposición a pantallas luminosas aunada a la temporada estacional podría traer otras complicaciones además de los ojos secos como síntoma, tales como el Síndrome Visual Informático (SVI) que también obedece a defectos oculares mal corregidos, 6 algunas de las señales que se presentan son la fatiga visual, la visión doble o borrosa -de lejos y cerca- irritación ocular, y la sensación de ardor.
Así que para cuidar de tus ojos y prevenir cualquiera de estos síndromes oculares mientras permanecemos en casa durante el invierno, la oftalmóloga Mercedes García, jefe de enseñanza de APEC Hospital de la Ceguera, comparte algunas recomendaciones:

1. Utiliza gafas de sol, así protegerás tus ojos de la sequedad, de los rayos UV y de las partículas que transporta el aire.
2. Parpadea con más frecuencia 7 , esto permite mantener los ojos hidratados para evitar resequedad e irritación.
3. Ejercita los ojos 8 para reducir el riesgo de que éstos se cansen al forzarlos constantemente para mantener el enfoque. Dirige tu mirada hacia un punto lejano del equipo al menos cada 20 minutos y sostén la mirada hacia un objeto distante (por lo menos ubicado a 6 metros) al menos durante 20 segundos; esto relajará los músculos que nos ayudan a enfocar de cerca.
4. Ajusta la configuración de la pantalla 9 , ya sea que lo estés usando por entretenimiento o labores diarias, asegúrate de que el brillo de tu dispositivo sea similar al de la iluminación de tu entorno, si se ve como una fuente de luz, es muy brillante y si parece opaca o gris, es muy oscura.
5. Toma descansos cortos 10 y recuerda parpadear. Levantarse, moverse y estirar los brazos, piernas, espalda, cuello y hombros disminuye la tensión y el cansancio muscular.
6. Incluye en tu dieta alimentos benéficos para tus ojos 11 . Los alimentos con alto contenido de vitaminas C y E, zinc, luteína, zeaxantina y los ácidos grasos omega 3 DHA (docosahexaenoico) y EPA (eicosapentaenoico) son buenos tanto para la salud ocular como para la salud general. Los cítricos, los aceites vegetales, las nueces, los cereales integrales, las verduras de color oscuro y los pescados de agua fría son excelentes para la salud visual.
7. Visita al oftalmólogo para evaluar la pertinencia de utilizar gotas humectantes en los meses de frío más intenso.

La experta sugiere, además, que “de identificar cualquier anomalía en la visión es importante la realización de un examen de la vista exhaustivo y completo”. La buena visión es clave para el desarrollo integral y el bienestar de toda la familia, por lo que, la Academia Americana de Oftalmología recomienda realizar check ups visuales, de la mano de un oftalmólogo, una vez que la prevención es clave.
Para mayor información síguelos en sus redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram como @HospitalApec

News