Veintisiete, son los años que han transcurrido desde que Samo decidió salir del hogar donde creció, para iniciar la búsqueda de sus sueños en la música. Este año celebra esos 27 años de trayectoria, viviendo el cierre de una gran etapa, en la cual ha aprendido y madurado, demostrando que está listo para el nuevo ciclo que viene.
Los números son energía, vibran, interpelan, ayudan a hacernos preguntas, muestran caminos y tiene un significado propio. En el caso del número 2, simboliza intuición, elección, dualidad, equilibrio, poder, diplomacia y armonía. También es el número de la misión de nuestra alma divina.
Por otra parte, el 7 significa sabiduría interior y superación de desafíos. Este número también se refiere a la conciencia espiritual, el misticismo, la auto-observación y las habilidades psíquicas y poderosas.
Cuando se combinan ambas energías, se convierten en un número que simboliza la evolución del alma, dejando atrás las cosas que no nos sirven.

Bajo esta premisa, Samo festeja acompañado de una gran Orquesta y nos entrega «27», un álbum grabado en vivo conformado por diez canciones que nos llevarán a realizar un viaje auditivo como si estuviésemos viviendo el concierto en vivo. Con este material, desea expresar el cierre de un ciclo, con el cual alcanza la madurez y el crecimiento personal necesarios para entregarle a sus fans, un artista más completo.

“Quiero agradecer a la vida por la oportunidad que me ha dado de seguir cantando y compartiendo emociones a través de la música; hace 27 años se encendió una llama, que hoy más que nunca, se mantiene viva; renovándome y llenándome de fuerza día con día. Gracias a la música, que me permite desnudar el alma en cada canción y mostrarme tal cuál soy: un ser libre”. Samo.

El cantante nos obsequia su talento con gran interpretación de canciones icónicas, entre las que destacan  «Todo cambió», «Adoro», «De que me sirve la vida», y nos sorprende con la versión en salsa de  “Sin ti”, primer sencillo lanzado en 2013, en su faceta como solista.
El concierto fue grabado completamente en vivo en noviembre del 2021 en el World Trade Center de Boca del Río, Veracruz.

News