Por: Patrizio Palacios / @patrizio_pato

Fotos: Cortesía OCESA / César Vicuña

Más de 20 años de The Strokes se conectaron en un Foro Sol que recibió a la banda neoyorkina con mucha energía y pasión. La tarde daba comienzo con Mac DeMarco seguido de The War On Drugs quienes con su psicodelia calentaban la noche que presagiaba mucha energía desde el escenario. 

Más de 50 mil personas presentes en el Foro Sol escucharon los éxitos de la banda liderada por Julian Casablancas quien compartió con sus fanáticos varias intervenciones pero a decir verdad poco se le entendió por su irreverencia al hablar. Como ya esperábamos canciones como Juicebox, Reptilia o Someday fueron coreadas al máximo, pero más allá de eso sin dudar las más de dos horas que duró el concierto se vivieron al límite de energía. 

Por ahí rondaban los vasos de cerveza con el logo de la banda que sin duda llamaron la atención de sus fanáticos que prácticamente llenaron el Foro y que en su mayoría revivieron las épocas más jóvenes de la banda con canciones como Electricityscape, Heart in a Cage, Between love and hate entre otras. 

Julian Casablancas, Nick Valensi, Albert Hammond Jr. y Fabrizio Moretti dejaron que el escenario del Foro Sol ardiera con sus sonidos tan particulares que dejaron en una generación un rock que resurgió cuando a principios de siglo poco se esperaba. 

Algunos errores de audio no dejaron que la música de The Strokes sonara con todo su potencial, y las luces y lasers poco compensaban ese fallo pero con una banda de tal calibre siempre se disfruta escuchar aquellas canciones que hace más de 15 años tenemos en nuestra mente. 

Aquel legado de principios de siglo sigue vigente, y sobre todo en una Ciudad como la nuestra (CDMX) donde el rock resurge, renace y se mantiene cada día entre los miles de fanáticos que por ejemplo, llenan el Foro Sol. 

Mención honorífica para The War on Drugs que dejó el escenario muy prendido antes de que salieran los más esperados: The Strokes. 

Especiales News